Alejandro García Díaz

Alejandro García Díaz. (39) (Fide 1776 y Feda 1848) 

Le conocimos de la mano de Beni de Armentia en el Club de Ajedrez de Galapagar. Recuerdo que me dijo Beni que vivíamos en la misma Urbanización.

Se estrenó en el Club en los últimos tableros en la Temporada 2005-6, con un 75% de acierto en Tercera Categoría. Recuerdo que en la primera, o en una de las primeras partidas que le vi jugar, pensé que llegado un momento, se quedaba sin plan, que al llegar el medio juego de la partida, no sabía qué mover. Ahora eso ha cambiado, ahora sabe que tiene que atacar, que es lo suyo.

En la primavera del 2006 Alejandro jugó el II Cerrado de Galapagar Grupo D. Pagó la novatada. Se sacó un bloque de 1676, pero quedó penúltimo. El pódium fue: Iluminada Mínguez, Aníbal Urruti y Pablo Carrasco.

En octubre del 2006, con un Elo inicial de 1757, jugó el Torneo Fischer IRT en Galapagar contra 9 jugadores y ganó el torneo. La revancha del anterior estaba cumplida. Allí jugaba Pedro Gazpio, Beni de Armentia y Aníbal Urruti entre otros. Cogió 60 puntos de Elo. Magnífica actuación. Alcanzó su pico más alto en la gráfica de la Fide con 1817 puntos.

En la Temporada de Liga 2006-7 de cuarto tablero en Tercera, consiguió un 58% y las jugó todas, aunque perdió 15 puntos de Elo.

Al año siguiente, en la Liga de la Temporada 2007-08 llegó al borde de su precipicio personal y se marcó un 29% de segundo tablero, encajando siete “ceros” en 12 partidas, claro que eso era en Segunda División, lo que le costó 22 puntos Elo.

Jugó el IX Open de Galapagar, haciendo una actuación desastrosa. Quedó en el puesto 80, gano una, tres quedaron en tablas y no aprovechó ninguna de las dos ocasiones que tuvo para puntuar contra jugadores con rating. Nueve puntos volaron de su Elo, ahora ostentaba 1771.

En la Liga Madrileña siguiente en el 2008-09, también en Segunda División, en el Galapagar “B” de 5º tablero, hizo un 63% jugando 12 de las 13 partidas posibles.

Jugó el IRT Municipal de Verano en Galapagar, pero quedó penúltimo con 1,5 de 7 partidas, perdiendo 10 puntos de Elo. Un torneo muy fuerte.

Así abandonó el Club galapagareño y se pasó como fundador al C.C.C. Es el actual y único hasta la fecha, Vicepresidente.

En su nuevo Club y como todos los Clubes que empiezan, lo hace en Tercera Categoría. Empezó en el primer tablero del equipo B haciendo un 67%. Jugó 12 de las 13 partidas posible, pero claro Disneyland Paris bien mereció un descanso. Lió a su Tío Ángel para que jugara con nosotros. En la primera convocatoria, dos días antes nos dice que no puede jugar. En otra ronda nos hizo una visita al Polideportivo, que le animó mucho y después Alejandro ya no quiso insistirle más. Fue una historia corta.

Al año siguiente, segundo año en el Club y año del ascenso (2010-11), defendió el segundo tablero del equipo “A” con una actuación estupenda y un porcentaje del 58%, aunque su Elo no varió lo más mínimo.

En Julio del 2011 cumplió su sueño de jugar en Benasque y quedó encantado. La acompañaron en la visita al Pirineo, su familia e incluso su campechano suegro. Su actuación allí fue bastante buena y aunque solo consiguió 3 puntos en nueve partidas contra jugadores con Elo, subió el suyo en tres puntos, lo que aclara la dureza del torneo.

En Benasque hicimos de todo. El suegro y yo ganamos el Torneo de Mus de Benasque. Organizamos una timba de póker para 18 jugadores que atrajo hasta la Guardia Civil. Unos buenos recuerdos.

En la Liga Madrileña siguiente, 2011-12 en Segunda División y jugando en el segundo tablero, salieron a flote sus miserias, le metieron seis ceros; bajó el porcentaje al 31% y la broma le costó 9 puntos de Elo.

La mala temporada no le desmoralizó, descansó sin jugar el Open de Primavera 2012 y en el verano de ese año jugó por primera vez el XXIX Open de Collado-Villalba con un desempeño bastante bueno, pues empezó en el puesto 34 terminando en el 22, con 5,5 puntos de nueve posibles y ganando 9 puntos de Elo. No estuvo mal como estreno en el clásico veraniego serrano.

Me ha parecido descubrir un patrón en su actuación a lo largo de los años. Cada tres años tiene una crisis, y si no observen. Cuidado el año que viene.

Esta última temporada en la Liga 2012-13 ha tenido muy buena performance consiguiendo ocho puntos de doce posibles (67%). Ha tirado del equipo para subir a Segunda; ha sido el motor de tracción; hemos subido por su gran empeño en conseguirlo, es una labor de equipo pero él ha sido el más comprometido con el objetivo.

El premio ha sido la segunda mayor subida de su Elo, desde aquel primer torneo Fischer IRT en Galapagar (ganó 60 pts.), con 21 puntos. Se coloca al borde de los 1800 puntos.

Es un valor seguro. Destaca lo poco que le gusta perder y es muy peleón. Su gráfica se mantiene plana desde hace 5 años, sin embargo yo no creo que haya llegado a su máximo. Debería escoger mejor sus sistemas de juego, más de acuerdo a su personalidad. Si el año que viene vuelve a jugar de 2º tablero en Segunda, creo que lo hará con más confianza, será su cuarto intento en la categoría, ya no pagará la novatada y dará más juego y mejores resultados.

Se pueden destacar sus victorias sobre José Manuel Pardo Robles (1947) en la Liga del 2009 en segunda. La victoria en Benasque’11 sobre Fernando Rodríguez Martínez (1975) y cómo le ganó en Collado Villalba el verano del 2012 a García Serrano (1912). En la Liga que acaba de terminar, a destacar sus tablas contra Emiliano Sánchez (1903), todo un clásico del ajedrez madrileño, que quedó impresionado por el “tigre” que tenía enfrente.

No es gran colaborador en las tareas de colocación y recogida de material. Tampoco la puntualidad es su fuerte.

Muy buen jugador de rápidas, suele ganar la mayoría de los torneos de este tipo en los que participa. Combinativo y peligrosillo, a la mínima te la lía. Es un jugador valiente, le gustan los retos difíciles. No se rinde nunca. Defender no es lo que más le gusta, es un jugador de ataque. Muy confiado en su combinativa.

Estudia poca teoría, en parte por su situación familiar y en parte por dejadez. Prefiere practicar y practicar con partidas rápidas para ir viendo variantes, pero en la práctica, no en la teoría.

La Fide le tiene contabilizadas 131 partidas que merecen los siguientes comentarios: Claramente es un jugador de blancas. Con negras pierde más que gana. Hace tablas en un 19 % de las ocasiones.

Se le escapó la victoria en el VI Torneo Cerrado de Otoño en la última partida contra Jesús Crespo, en un exceso de precaución y deseo de amarre, pues con tablas ganaba el torneo.
Es nuestro primer abanderado para defender los colores del Club, en el Open que se nos viene encima. Este Open para él, es la ocasión de dar un salto hacia los mil ochocientos y de demostrar y demostrarse, que atraviesa un buen momento y que su techo está todavía lejos, pues el torneo será el más fuerte que se haya jugado en Colmenarejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.