A vueltas con las tablas

Cada vez que en un torneo de élite arroja resultados en exceso tablíferos se vuelve a suscitar la polémica de qué hacer para evitar tantas tablas. Leyendo ayer un artículo que explicaba un nuevo giro, otra novedad que los organizadores del torneo noruego Altibox Norway Chess han introducido para la edición de este año, en aras de eliminar las tablas acordadas, me ha parecido interesante traer a la palestra algunas otras ideas que hay por ahí danzando. Los organizadores de Altibox introducen para el 2019 que en el caso de tablas en la partida clásica, que por cierto reduce su tiempo total a 2 horas para toda la partida, se juega a continuación una partida de Armageddon, con los mismos colores que la partida de la ronda que acaban de finalizar. Como Uds. bien saben el Armageddon se juega con 5′ el blanco y 4′ el negro, pero en caso de empate gana el negro. Así van a conseguir tener todas las partidas decididas sin tablas algunas. Con esto se espera conseguir un mayor nivel de diversión entre el público y una mayor tensión para los jugadores. El sistema de puntuación será: Victoria en la partida principal: 2 puntos Pérdida de la partida principal: 0 puntos Tablas en la principal y pérdida del Armageddon: 1/2 punto Tablas en la principal y ganada del Armageddon: 1’5 puntos Los resultados del Armageddon no influirán en las variaciones de Elo, solamente en la Clasificación del Torneo en cuestión. Hasta aqui las novedades aportadas por los noruegos.
Estas novedades vienen derivadas de una sugerencias que hizo en 2011 el ex Campeón del Mundo GMRuslan Kasimdzhanov que en una carta abierta a la FIDE propuso eliminar las tablas de la siguiente forma. Si la partida clásica acaba en tablas a continuación se cambian los colores y se juega otra a 20 minutos; si sigue siendo tablas se pasa a otra a 10 minutos y si continúan a otra a 5 minutos y asi hasta que se produzca un resultado decisivo. Se produzca en el tiempo que se produzca, el ganador se llevará el punto y el otro el “0”.Ruslan ha comentado que aunque el sistema noruego se parece al suyo:“No es exactamente lo que yo propuse originalmente, pero va a ser interesante verlo. Si solo las partidas clásicas van a contar para el Elo, me parece que los jugadores van a estar relativamente relajados sobre el resultado del Armageddon”
GM Sune Berg Hansen
Hace unos años el Zurich Chess Challenge utilizó un sistema parecido pero no se modificaba la Clasificación y en el 2006 en el Campeonato de Dinamarca después de las tablas se jugaba una rápida con los colores cambiados y después cuatro de Blitz antes del Armageddon.El ganador de aquel torneo el GM Sune Berg Hansen comentó al finalizar que era muy cansado jugar una partida rápida después de haber jugado la partida clásica. A ninguno de los participantes les gustó aquel sistema y aunque daban 3 horas de descanso entre la finalización de la partida lenta y el inicio de las rápidas era muy estresante pensar que te jugabas el resultado global de la ronda en las partidas rápidas.Ahora con una solo de Armageddon, en Noruega, no es tan cansado y es menos estresante. El Campeón del Mundo Magnus Carlsen ya ha dicho: “Será divertido probarlo. No me importa intentar nuevas cosas. Me parece super excitante y espero que a todos les apetezca tomar parte”
Maxime Vachier-Lagrave
Maxime Vachier-Lagrave que está jugando en Noruega dice: En términos prácticos no está claro si los tiempos del Armageddon sean exactamente al 50%. Creo que las blancas tienen cierta ventaja en algunos casos de tiempo. Me gustaba mas la formula de Kasimdzhanovque nunca recibió un eco real. Dicho esto creo que hay un problema real con las tablas y que son bienvenidos todos los intentos de solucionarlo.Todos conocemos ya intentos de evitar el enorme número de tablas en niveles altos, como la medida casi pionera que se introdujo en Collado Villaba hace bastantes años, prohibiendo las tablas antes de 20 jugadas sin el consentimiento del árbitro. (El primer año fueron 30 jugadas)También ya todos sabemos a estas alturas como se puede evitar discretamente este inconveniente. Hay una idea muy interesante sobre el tapete, de nuestro antiguo amigo Lorenzo Gª Galeote, hoy en las filas del Club Torrelodones, que apunta a que cuando se proponen las tablas, esa propuesta quede para el resto de la partida y al que se las han ofrecido las puede coger en cuanto lo considere oportuno durante el resto de la partida. De modo que el que propone tablas ya sabe que nunca va a ganar porque a una o dos del mate el oponente cogerá las tablas que le ofreciste hace 22 movimientos. De esta forma tu solo propondrás tablas cuando estés totalmente seguro que todo está igualado, o ya en un final muerto. En el caso que las propongas alegremente y el oponente no las coja en ese momento, puede ocurrir que posteriormente en la partida tu llegues a estar mucho mejor y justo antes de rematar, el oponente las acepte.
Lorenzo García Galeote
Se me ocurre pensar, como pega, que en este supuesto y una vez que tu oponente te ha ofrecido tablas, ya puedes jugar mas a lo loco, puedes sacrificar mas especulativamente, puedes lanzarle las piezas a la cabeza e incluso volverte loco y si no te sale bien finalmente, coges las tablas y si te sale bien y le lías, ganas la partida. Lorenzo me explicó esta idea (diría yo, que suya) durante el torneo de Chamartín a principios de Septiembre y no quería yo que se quedase en el tintero. Saludos cordiales Alvaro Dominguez Coig

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.