Biografías de Socios

Biografias socios

Esta serie de «Apuntes» sobre los jugadores del Club, no obedece a una idea original y su posterior puesta en marcha, sino a la serie de evoluciones que esa idea primitiva fue sufriendo.

Empecé queriendo hacer un somero análisis de la actuación de nuestros jugadores en la última Liga, con objeto de que sirviera para la próxima elección de los equipos de cara a la Liga 2013-14, dado que hemos ascendido a Segunda División y no queremos que nos pase lo que ya nos pasó hace dos años. Después pensé que sería más completo e incluso más justo, si hacía un histórico de la actuación en estos cuatro años en el Colmenarejo Chess Club y finalmente lo fui complicando y metiendo mas opiniones, resultados, gráficas y cosillas para finalmente aterrizar en estos «Apuntes», que no pretenden ser sino únicamente mi opinión, por supuesto, desautorizada y seguramente equivocada, pero expresada con cariño, sin querer herir susceptibilidades y pensando que muchas veces la opinión de otros sobre tu juego, tus defectos y virtudes o tu estilo ajedrecístico puede aclararte el panorama, pues como siempre pasa, una cosa es como te ves tú y otra como te ven los demás.

Cuando me permito expresar mi opinión en forma de consejo, ni por asomo lo hago comparativamente, únicamente pretendo que quizás con mi idea, se pueda mejorar el juego, que es a lo que todos aspiramos. «Haz lo que te digo, pero no hagas lo que hago» como decía el sabio.

¡Cuántas biografías se han escrito de los Grandes Maestros, de los Campeones del Mundo! Pero de nosotros nunca nadie ha escrito una sola línea. De ahí el éxito de mis Crónicas en los torneos que arbitraba, a todo el mundo le gustaba cualquier comentario sobre su juego, cualquier anécdota. Jamás nadie se quejó de que escribiera sobre él. Bueno solo uno, mi «amigo» Ricardo Pérez.

Lo que más me preocupa es que de unos jugadores puedo escribir muchas cosas diferentes y de otros muy pocas. Puede parecer que tengo preferencia por unos o manía a otros. Nada de eso, lo que ocurre es que de algunos jugadores conozco más historia, les conozco desde hace mas años (algunos desde hace 12 años), tengo más partidas, con otros no he jugado tantas veces, otros acaban de llegar al Club, algunos se dejan ver poco y otros no dan pistas; unos son más tímidos y otros más extrovertidos, algunos hasta solo hablan en inglés… con algunos hasta casi ni he hablado o nos hemos intercambiado cuatro frases; de algunos tengo 50 partidas y de otros una. Así que nadie debe molestarse si de unos escribo un folio y de otros tres líneas. Como ya me conocéis, ya sabéis que como se me ocurra algo lo voy a soltar, y si no digo nada más, es porque no se me ha ocurrido o no he podido. En el tintero no me voy a dejar nada.

Finalmente decir que no tengo miedo a herir sensibilidades, porque para herir hay que querer hacerlo y yo no tengo ni la más mínima intención.

Como estos «Apuntes», como su nombre indica, no van a ser exhaustivos y mucho menos completos, me parece interesante que si hay alguien (incluso el interesado) que quiera aportar su visión sobre el jugador que nos ocupa, lo haga a través de comentarios en la web y así finalmente todo queda en un conjunto de artículo con comentarios, complementarios unos con otros. Si algo se me olvidase yo también utilizaré la vía de los comentarios.

El orden de aparición es totalmente aleatorio. Creo que todo empezó por el orden de tableros en la Liga, pero luego lo alteré, así que no significa nada.

Estos apuntes no los he escrito de un tirón, como casi siempre hago todo. Los he leído y releído, para que no se me olvide nada, tomándome el máximo de precaución y cuidado, pues la verdad, he querido hacer un trabajo lo más completo y objetivo posible, a la vez que divertido y amable, con todos los datos que tengo de cada uno. Realmente se me ha ido complicando y complicando hasta tal punto que empiezo a creer que van a ser aburridísimos, mencionando tantos torneos, tan exhaustivamente. Juro que solo lo haré esta vez
Y como siempre que escribo algo, si lo vuelvo a leer, algo corrijo, una y otra vez y así indefinidamente, de tal manera que en algún momento hay que tomar la decisión de dejarlo ya. Ese momento es… ahora.

Saludos cordiales y que os divirtáis.
Álvaro Domínguez Coig

 

[display-posts category=»biografias» include_excerpt=»true» image_size=»thumbnail» ]

 

 

 

 

Volver arriba