CRÓNICA DE LOS CAPITANES PERSEVERANTES RONDA 8ª

EQUIPO B / Crónica de la 8ª Ronda de Liga /      En esta ronda tocó desplazarnos hasta Alcobendas para enfrentarnos a un equipo que se manifestó como rival directo hasta hace dos rondas, en las que pinchó. Nosotros íbamos como siempre: moral alta y sin confiarnos ni un pelo, ya que todos los rivales son potencialmente peligrosos, y si se quiere ascender a Primera, no podemos permitirnos un mal resultado (fue suficiente la derrota en la 1ª Ronda, contra el Jaque Mate C). Esa es la mentalidad del equipo. Jugar con cabeza y en equipo, sin importar el ELO individual, sino el resultado global de la ronda, aunque sea por la mínima.  El primero en terminar su partida fue Javi. Se enfrentó a una Caro-Kan en la que salió con mucha ventaja de desarrollo, pero debido a una imprecisión tuvo que sacrificar un caballo por los peones de h6 y g7, por lo que obtuvo compensación hasta que se le fue la olla y cambió un caballo suyo por una torre del rival, perdiendo toda la ventaja y la partida.  Lorenzo Jr, jugó la siciliana Lowenthal con caballo b3. Partida igualada hasta un final de caballo y dos torres de Lorenzo contra alfil y dos torres, con peón de más de Lorenzo. El rival intentó un truco y se comió una intermedia, dejándose todo. Encuentro empatado hasta el momento. Don Ignacio, defendiendo el primer tablero, se enfrentó a un Gambito de dama aceptado. El rival se mostró muy agresivo al principio, lo que le dejó con muy mala estructura. Poco a poco Nacho consiguió ventaja posicional y más tarde material, ya que ganó calidad. Después se cambiaron la mayor parte de las piezas y se llegó a un final bastante fácil de ganar para nuestro jugador, poniéndonos por delante en el marcador.  Con tres horas de juego, aproximadamente, el resto de partidas estaban en juego. Eduardo, en el segundo tablero, se enfrentó a una defensa Petrov de la que salió muy bien y con muchísima ventaja en el reloj (uno de los aspectos que ha estado trabajando más). Con muy buena posición y todo dispuesto para sacrificar alfil en e7, vio fantasmas y deshizo todo el ataque lo que dio tiempo a su rival para recomponerse y empatar la partida. 1.5 a 2.5 ganando. Dani, de cuarto, jugó contra una apertura italiana. Estuvo con buena actividad todo el medio juego, con ataque al enroque rival, hasta que se intercambiaron varias piezas y se entró en un final de dos torres contra dos torres y peones de ambos, con algo de ventaja para Dani, por la actividad de sus torres y acabó llevándose el punto.  Con la victoria en el bolsillo, ya solo quedaba nuestro Lorenzo Sr., Lorenzo Sr. Se enfrentó a una defensa escandinava. Había sacrificado un peón para ganar actividad y encerrarle un alfil a su rival, llegando a un final con alfil y peón de más en un final de damas con dos peones de más, aunque difícil de ganar y visto que el encuentro estaba ganado, aceptó las tablas. Resultado final, 2-4. Nos fuimos contentos y con ganas de seguir luchando contra viento y marea. ¡¡¡A por el Alpedrete!!!

El EQUIPO E se desplazó a Vicálvaro con un cierto mosqueo pues casi nadie de los contrincantes tenía Elo pero iban bastante bien y habían hecho buenos resultados…David F. Albo acabó el primero sin demasiadas dificultades con un niño que no le opuso casi resistencia.

No lo tuvo más difícil David Pedroche que en el movimiento 8 ya tenía una ventaja sustancial…y eso que la variante del cambio en la Caro Khan tiene fama de tablífera..

En el Primer tablero Juan Carlos que está ensayando nuevas filosofías jugó una India de Dama cerradísima y el oponente le presionó con un ataque al Rey, pero Troya se defendió bien, lo que le costó al oponente una pieza y posteriormente la partida. 3-0 tranquilidad total.

Yo tuve la iniciativa toda la partida, mi oponente no me causó el mas mínimo problema, pero se defendió correctamente. En el afán de mi ataque me dejé un peón central y en un final de torres y peones con uno de menos (yo) firmamos las tablas, que en Liga no hacía este resultado desde Abril del 2021

Solo quedaba Jorge Aparicio que sufría un ataque y una persecución real agobiante, aunque con calidad de más. Y como da igual cuando te equivocas que estés atacando o defendiendo, el adversario se equivocó y le dio el punto a Jorge. Nos colocamos en el puesto 61º, que es de donde partimos…a ver ahora las cinco que quedan.

EQUIPO D.- Otra vez nos toca jugar en casa. Siempre es un placer y creo que dentro de poco tiempo podremos recuperar la cafetera y el goce será máximo: volveremos a a tener desayunos y mucho mejor aún estaremos volviendo de a poco a la normalidad pre pandemia.

Nos toca contra Jaque Mate D, un equipo como el nuestro, con el mismo Elo promedio, pero con una plantilla mucho más joven. Está claro que en el ajedrez la juventud es peligrosa como quedó acreditado en el acta final del encuentro.

Luis en el tablero dos firmó una derrota en 14 movimientos. Con sólo ese augurio debimos saber que no iba a ser nuestro día. Luis es un jugador sólido, difícil y el niño que le tocó enfrente le metió un mate de esos que nos dejan a todos con cara de pasmo. Poco o mucho después, que se pierde la noción del tiempo, Mónica pregunta por la posibilidad de ofrecer o aceptar unas tablas con un peón de más. Técnicamente la partida la tenía ganada. Sabemos que en el tablero no siempre funciona eso de “la tenía ganada” y este capitán y cronista acudió a esa idea de que más vale medio punto en mano que derrota en planilla. Fueron tablas. En tercer lugar, Manu dio otra sorpresa perdiendo su partida. No sé cómo fue, no sé qué ocurrió pero parecían estar igualados poco antes de que firmara la derrota. Por el lado positivo José Luis firmó su primera victoria jugando una Caro Khan. Confieso que es la partida que más y mejor he visto por tenerla en mi misma mesa y más de una vez me puse nervioso por esa manía de ser más bonito que efectivo. Este capitán y cronista accedió a su tercer triunfo liguero jugando una partida horrible, plagada de errores conceptuales y con poca creatividad. Mi rival fue el último en equivocarse y me hizo el favor de dejarse la partida. Finalmente Marcos jugó contra Lorenzo Crespo, un joven muy conocido en el club. Lorenzo es rocoso, laberíntico en su juego y a eso se dedicó. Poco a poco le fue ganando el tablero, la posición, material hasta que casi a las dos de la tarde y después de chiquicientos movimientos ya no hubo nada que hacer. Superada esta nueva derrota nos preparamos para ir a Alcobendas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.