CRÓNICAS DE LA RONDA 6ª DE LA LIGA MADRILEÑA 2021-22

En Tercera no tuvimos un día maravilloso. Nos tocaba ir a la exótica Fuenlabrada, y ya antes de abandonar Colmenarejo tuvimos la triste noticia de la baja de nuestro querido Capitán y Presidente, que pese a intentar sobreponerse a su malestar físico finalmente no pudo unirse a nosotros. Con el -1 ya en planilla y tras algunas dificultades para encontrar el local, al menos nos llevamos la grata sorpresa de unos agradables tableros y piezas de madera que le dieron una nota de distinción a la jornada.

El primero en acabar fue nuestro joven Daniel, que en el tablero 5 y tras defenderse de una torre perdida pronto en la apertura recuperó un poco, pero llegó a un final con demasiada desventaja material y decidió cederle el punto al adversario. Un servidor y temporal cronista, en el tablero 4, se encontró frente a una defensa india de rey que conocía bastante bien, y decidió atacar con una ofensiva Sämisch, pero llegado el momento crítico decidió ser demasiado agresivo, la concentración le falló, obvió un par de detalles en sus cálculos, y el contraataque de las negras fue fulminante. En el tercer tablero David Pedroche se enfrentó con negras a un estudioso de la catalana, pero pronto le sacó de las líneas en las que se encontraba cómodo. Aún así, el rival se mantuvo sólido y consiguió simplificar en un final de torre y 4 contra torre y 3, en el que nuestro David al menos fue capaz de defender las tablas. En el primer tablero, Juan Carlos siguió mostrando la solidez a la que nos tiene acostumbrado en las últimas jornadas, y tras sacar al contrario de líneas teóricas bastante pronto (parece que el contrario estaba intentando jugar un sistema Colle) mantuvo una ventaja posicional durante toda la partida que finalmente asfixio al rey contrario en la esquina de su enroque largo, ganando un material considerable con múltiples amenazas, y forzando a su rival a retirarse, tal vez incluso algunos movimientos después de que fuera recomendable.

Crónica de la 6ª Ronda de Liga. Colmenarejo Chess B /         El domingo día 30, nos tocó jugar contra el Algete 2008 con la ausencia de Dani Guerra, que no pudo asistir. Este finde seguro que le ha venido fenomenal para recargar las pilas, disfrutando de los paisajes de la Sierra de Gredos. La jornada se desarrolló con normalidad. Partidas menos largas que en las rondas anteriores, lo que nos permitió llegar a casa a una hora prudencial. Nuestro cuarto tablero, Lorenzo Jr., fue el primero en terminar. Se enfrentó una Grunfeld sacando dos piezas por torre y su peón de “a” corriendo a lo Usain Bolt, apoyado por sus alfiles desbarataron las esperanzas del rival. 0-1. El segundo en terminar, en apenas 19 movimiento, fui yo, que jugaba de 5º. Con negras, planteé una defensa holandesa, Muro de piedra, que bloqueó el centro y planteó un ataque de dama, alfil y torre, en el flanco de rey, ante una sólida defensa del rival. Para no permitir la entrada de mi dama en e3, con captura de peón, mi rival, con algo más de 300 punto ELO que yo, prefirió no combatir y entramos en posición de tablas por triple repetición. Con 0-1 en el marcador, y viendo la evolución del resto de partidas hasta el momento, no dudé en entrar en esa línea. Pensé que la victoria de Lorenzo Jr. iba a decantar la balanza a nuestro favor. Nuestro segundo tablero, Edu, con blancas, y con posición muy igualada, en ese momento me consultó la posibilidad de ofrecer tablas, analizando siempre el resto de partidas en juego (Nacho con ventaja de material y Lorenzo Sr., en un final con ventaja). Le dije que lo hiciera.  En el 6º tablero, Lorenzo Sr., que se había enfrentado a una defensa moderna, llegó a un final de caballo contra alfil, con mejor estructura, que no consiguió transformar en victoria y tuvo que conformarse con las tablas. 1-2 a nuestro favor en el marcador y el rival de Edu se decide a aceptar las tablas; 1.5-2.5. Javi, en el tercer tablero pasó por momentos de apuros contra la Trompowsky. Aunque salió bien de la apertura y el medio juego, su rival tenía algo de ventaja con un peón adelantado, pero Javi, batallador, sacrificó la calidad (torre por un caballo), que posibilitó una mejor coordinación de piezas y, por supuesto, hacerse con la victoria. ¡Admirable su valentía! 1.5-3.5. Ya solo quedaba D. Ignacio en el primer tablero. Jugó una defensa escandinava 🧐 . ¡De monóculo! Fue capturando peones del rival, hasta dos de ventaja que acabaron convirtiéndose en cinco al final de la partida y con mucha ventaja en el reloj consiguió dar jaque mate en la sexta fila. Resultado final 1.5-4.5.   Al terminar la ronda, el capitán rival nos felicitó y nos dio ánimos para luchar por el ascenso. La moral está muy alta, sobre todo cuando por la tarde comprobamos en la página de la FMA, que el Jaque Mate C y el Alcobendas, rivales directos, habían perdido sus encuentros. Nos colocamos en SEGUNDO lugar de la clasificación y con ganas de hacerlo muy bien, lo mejor que podamos, en la siguiente, en casa, contra el Torrelodones B. ¡¡¡A por ellos!!!

EQUIPO D

Después de algunas rondas jugando fuera por fin jugamos de nuevo en casa. En este caso sin nuestro habitual Capitán y cronista al que le ha tocado un inmerecido descanso.

La fecha nos marcaba como rivales a La Didáctica D, otro equipo teóricamente bastante más fuerte que el nuestro. Que lo sepa el club y los clubes que vendrán:  nosotros no nos dejamos amedrentar por nimiedades como el ELO.

Al encuentro en sí:

En el primer tablero yo, Manu, hice una partida horrible, de las peores que recuerdo. En el movimiento 15 y yendo con blancas… ¡Tenía el rey en g5! Mi oponente perdió hasta la posibilidad de dar mate en uno… . Al final conseguí igualar y me ofreció unas tablas que acepté encantado.

A Luis, en el segundo tablero, le tiraron los peones contra su enroque en una siciliana que jugaba con negras. Su rival montó un ataque que parecía fuerte, pero Luis consiguió resistir bastante bien por lo que su rival cambió de plan, llevándose un peón de ventaja y después del cambio de damas, la partida. Buen desempeño de Luis contra un rival que le sacaba 500 puntos de ELO… .

En el tercero, Marcos llegó a un medio juego con ventaja y una posición muy cómoda.

Se equivocó y aunque, con pieza de menos, montó un ataque contra el rey rival que parecía interesante, su oponente fue preciso defendiéndose y acabó llevándose el punto. Está jugando bien, pero algunos despistes le hacen perder las partidas… ¡Llegarán pronto sus victorias!

En el cuarto, el cumpleañero Mario tuvo una partida interesante en la que se llegó a un final de 2 piezas y peón de su rival por torre y 2 peones de él. Al final, después de simplificar, se acordaron tablas. Mario estrena su casillero en su cumpleaños con unas meritorias tablas. Seguro que esto le ayuda a ganar confianza y sumar más puntos en rondas venideras :).

Mónica ,en el quinto, tuvo una partida muy igualada todo el rato. En un final de peones y caballo ella por alfil de su rival,  se le olvidó una captura al paso lo que le acabó obligando a entregar la pieza para evitar la coronación del rival por lo que la derrota era inevitable. Un solo despiste le costó la partida. Viendo como está jugando no creo que tarde mucho en puntuar.

José Luis ,en el sexto, llegó igualado al medio juego pero acabó dejándose una pieza, cosa que el rival no desaprovechó y acabó llevándose la partida. Todas las partidas sirven para ganar experiencia, especialmente las derrotas, y seguro tampoco tarda mucho en estrenar su marcador individual.

Al final derrota por 5-1, resultado demasiado abultado para el nivel demostrado por el equipo durante el encuentro, cosas del ajedrez. ¡A por la siguiente ronda!

EQUIPO A.-  Nuestro primer tablero jugó contra un Londres aparentemente anodino. Sin embargo, en el medio juego maniobra con éxito y logra ventaja trasladándola a un potente ataque contra el rey blanco. Teje una Red de mate y el rival abandona.
El segundo tablero escogió una apertura inglesa, pero se precipitó en su ataque dejando maltrecho su flanco de rey. Esto fue aprovechado por el rival para conseguir la victoria.
El tercer tablero se enfrentó a una apertura vienesa. Nuestro jugador fue demasiado pasivo, perdió un peón y sucumbió tras maniobras y cambios favorables al rival.
Nuestro cuarto tablero sigue en racha. Se enfrentó a un Budapest eludiendo sus complicaciones. Atacó y mediante fulminantes tácticas cosechó un punto para el equipo.
El quinto tablero planteó una celada de apertura en la que su rival cayó. La partida se convirtió en un mero trámite para anotarse un punto más.
El sexto tablero consiguió no empatar …. y perdió. Su sistema Colle estuvo plagado de imprecisiones contra un rival muy rocoso que encontró una jugada fulminante cuando parecía encarrilada la partida. Perdimos el punto entonces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.