CRONICA DE LOS CAPITANES RONDA 5ª

Crónica de la 5ª ronda de Liga / EQUIPO B:          El Colmenarejo Chess B jugó este domingo contra el Musichess Tres Cantos, rival directo y bien posicionado en la clasificación, cuartos y nosotros quintos.  Nuestro cuarto tablero llegó tarde quince minutos, poniéndonos algo nerviosos, pero su retraso no impidió acabar su partida en primer lugar con victoria, jugando una defensa siciliana con la que sacó rápido un peón de ventaja y tras llegar a un final de torres y alfil contra torres y caballo de su rival, simplificó la posición y consiguió sacarle una torre limpia. Guau!  En el quinto tablero, nuestro joven Lorenzo jugó una Tarrasch y con peón de más casi toda la partida, lanzó sus peones centrales apoyados por sus torres, como mandan los cánones del sabio Nimzovich, y consiguió coronar DOS damas que sacrificó para ubicar al rey adversario en posición de mate imparable. Brutal!  Con 2-0 en el marcador nos preocupaba mucho nuestro primer tablero ya que había consumido una hora y cuarto en el reloj, con su conocidísimo Sistema Londres. Consiguió un caballo del rival pagando el alto precio de desbaratar su enroque corto que atacó su rival sin éxito. A Don Nacho le costó mucho tiempo rehacerse; pero lo hizo!!! Con apenas 5 minutos en el reloj frente a más de 1 hora de su rival, Don Ignacio consiguió una posición con ventaja aplastante que acabó en victoria. Al terminar me dijo: “No te preocupes por mi tiempo, cuando me quedan menos de 6 minutos activo el modo Blitz” y ¡Se quedó tan pichi el tío!  ¡Bravo!  3-0.  En el candor de la lucha en el primer tablero nuestro sexto, que se había enfrentado a una apertura vienesa que supo aguantar muy bien, llegó a un final de caballos tras el cambio de damas, que no resolvió bien. Fruto de la posición, seguramente, acabó perdiendo por segunda jugada ilegal.  Dani, en el tercer tablero, jugo su habitual apertura Larsen. Partida muy equilibrada, muy posicional, pero que se acabó ganando en un final de reyes y peones!  ¡¡¡Biennn!!! 4-1.  Ya solo quedaba por terminar nuestro segundo tablero, Edu. Jugó su habitual defensa Alekine contra 1.e4. Salió muy bien. Dominando el reloj con una ventaja de 20 minutos que dan bastante garantía en el medio juego y en el final. En el medio juego, la partida se tornó táctica y eso dio lugar a un desequilibrio de material, caballo y alfil de nuestro jugador por torre y peón del rival. La resolución llegó por un golpe táctico, simplificando la posición con ventaja, dos alfiles, que neutralizaban a la torre rival, lo que permitía la coronación del peón de “a”. Sí Señor!  Resultado final:  5-1 a nuestro favor.   Saco muchas enseñanzas de esta ronda:  Lo importante del estudio de los clásicos (Mi Sistema, de Nimzovich), que me recordó Lorenzo Jr.; lo fundamental del entrenamiento de la táctica; el control del reloj; y, fundamental, ¡el absoluto dominio de la apertura que juegas!   Nos colocamos TERCEROS en la general empatados con los segundos.  ¡¡¡A por la sexta ronda!!!

Nuestros representantes en Tercera Categoría tuvieron un mal día. Rafa Valentín-Gamazo terminó el primero como siempre y se fue también como siempre sin dejar ni planilla ni rastro.
El único que salvó el honor del equipo fue nuestro primer tablero, claro que ganar a Alvaro Dominguez siempre es fácil. Bromas aparte Juan Carlos jugó una partida a simple vista sencilla, sin errores, mejorando la posición con cada cambio y cambiando sus torres por la Dama oponente y un peón, pero quedándose con su Dama muy activa y las torres del rival a por uvas. Jugó muy profesional sin alaracas. Así da gusto.
El segundo tablero, manipulado por un servidor de la patria llegó a estar mejor y agobiada estaba mi oponente cuando en mi afán de complicar y seguir la agobiante presión me dejé un peón central y después otro…y otro…y otro…

Jorge se fue a jugar con el equipo C de Segunda y le tocó contra Arevillca, al que ya conocemos por el torneo de Otoño, un joven al alza. Cuando llega la hora de los cansancios…Jorge perdió hasta la Dama.

Nuestro animado David Pedroche se divirtió como un enano, que es justo de lo que se trata, aunque su partida fue un atropello/acopio de errores del que jamás podría salir una victoria.

Nuestro estudioso David F. Albo jugó lo que quiso jugar, pero se olvidó del peón de “h” que es donde estaba su rey y ahí empezó todo…el oponente enrocó en largo y su ventaja fue aumentando inexorablemente. Con pieza de menos cambian Damas y alguna otra cosa ¿!…No pudo remontar.

Una jornada para el olvido. Valdebernardo B alineó a sus 5 primeros tableros, el equipo de gala y no nos dieron chances. Esperamos subir el nivel de resultados en Fuenlabrada el próximo domingo. Que el Señor os premie con un Covid benigno y asintomático.

 

El primer tablero del EQUIPO A, juega doble fianchetto con blancas. Igualdad tras la apertura, el negro consigue más espacio en el medio juego, ganando ventaja importante. Sin embargo, a pesar de ello liquida aparentemente mal la posición consiguiendo nuestro jugador un peón de ventaja. No obstante, el rival infiltra su rey y se impone con una buena técnica.

El segundo tablero juega una defensa holandesa, pero sufre el lastre de arrastrar una ligera desventaja durante la partida que fue suficiente para que su contrincante se impusiera.

El tercer tablero se enfrenta a una defensa Leningrado contra c4 y consigue salir mejor de la apertura. Su adversario no se arredra y mediante buenas maniobras y un feroz ataque se impone a nuestro jugador.

El cuarto tablero ha tenido que enfrentarse a un doble fianchetto y en una vorágine de maniobras e intermedias omitidos se ha quedado en peor posición.  El rival aprovechó su oportunidad.

El quinto tablero consiguió el punto del equipo, jugando una semi-eslava de la que salió con las piezas activas. Acrecentó la comodidad de su partida con la ganancia de calidad y esto le permitió entrar en un final ganador.

El sexto tablero comete errores en la apertura ante un rival implacable que se impone.

EQUIPO D.  Resumen: hemos perdido.

Nos tocó ir a visitar a la Era de la Reina, en Navalcarnero. Honestamente fui con muchos prejuicios que no se cumplieron. Primero que nada creí que un club con ese nombre sería una colección de frikies salidos de alguna película de George Lucas (con producción de Spielberg). Pero no, eran gente tan normal o tan anormal como nosotros. Eran ajedrecistas. En segundo lugar al tener la sede de juego en un polideportivo fui convencido de que sería una nevera y que pasaríamos una mañana horrenda tiritando y loando las bondades del ajedrez online. En eso también me equivoqué. El sitio era cómodo, luminoso y bastante bien calefaccionado. Por cierto: detesto esa costumbre de que quien tiene la llave llegue dos minutos antes de las 10 aunque los tableros estén puestos. Entre las actas y las ubicaciones nunca se comienza a horario.

Vamos a lo nuestro. Otra vez los Dioses nos castigaron con una ausencia en nuestras filas. Por tercera vez en cinco fechas arrancamos la jornada con un punto ya perdido. Manu en el primer tablero ha vuelto a ganar. Si lee esto y quiere compartir el momento polémico de su partida va a dar una conversación que sin usar el módulo es muy interesante (con módulo no hay polémica). Tenía un caballo presto a saltar a h3 o f3. Ambos movimientos eran buenos pero uno era un poco mejor. Tuvimos unos minutos post-partida y pre-cerveza de debate sobre las bondades de una u otra opción. Que fácil es ver la partida del otro y opinar 😉.  Luis en el segundo tablero se defendió como un jabato y cayó. Marcos con ¿dos? peones de menos no vió unas tablas por repetición que le hubieran valido medio punto en un pre-final de dama, rey y peones aquí y allá. La partida de Mario no la ví. Me asomé en un par de ocasiones y vi que estaba con igualdad material pero no se que pasó que perdió. Finalmente este capitán y cronista ha puntuado por cuarta vez en esta Liga. Con la sensación de haber estado muchísimo mejor toda la partida el módulo me desengaña avisándome que caminé todo el tiempo al borde del precipicio.

El domingo que viene nos toca en casa y ya iba siendo hora de jugar en el club.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.